Zonas de No-Pesca

Este ambicioso proyecto de cinco años tiene como objetivo catalizar la acción dentro de las comunidades de pescadores y los sectores industriales de la pesca mediante la potenciación de los grupos de interés, empoderandolos con los conocimientos necesarios para asumir la responsabilidad de custodia marina. El objetivo es involucrar a los pescadores en la toma de decisiones como en la designación, control y protección de reservas para la no-pesca como una herramienta para recuperar la disminución de las poblaciones de peces y proporcionar un seguro para las poblaciones de peces del futuro.

Este programa trabajará específicamente en la construcción de la capacidad de los grupos de pescadores para manejar sus propias pesquerías, llenando el vacío actual en la gobernanza marina, proporcionando herramientas para recopilar, analizar e interpretar información sobre la pesca a nivel local. Este programa trabaja directamente con estos grupos para apoyarlos en su transición a las unidades de gestión de la pesca, a la vez que busca poner de relieve las razones económicas para la sostenibilidad y los beneficios tangibles que representan las zonas de no-pesca.

El objetivo es que las áreas de no-pesca se conviertan en una piedra angular de la gestión de recursos en Honduras, y que la gestión de la pesca pueda convertirse en una parte integral de la vida de los pescadores. En definitiva, el programa busca desarrollar una red de refugios para los peces y construir su gestión eficaz por parte de los mismos pescadores sobre las áreas de no-pesca, que para el 2016 han de llegar a comprender el 20% de las zonas aptas para la pesca en las aguas del Caribe hondureño. De esta manera este programa busca disminuir los continuos descensos en los recursos marinos y salvaguardar los medios de subsistencia de los pescadores para las generaciones futuras, aliviar la pobreza y mantener el tejido social de las comunidades costeras de Honduras.

Para lograr este objetivo, el Centro de Ecología Marina en colaboración con el Instituto Smithsoniano está trabajando para desarrollar las herramientas y técnicas para poner en práctica las áreas de no-pesca manajadas por los pescadores. Al mismo tiempo, vamos a recoger datos ecológicos y socioeconómicos esenciales en toda la costa norte de Honduras y de las pesquerías industriales que se necesitan para monitorear la aplicación del programa.